Archivo de la categoría: General

Ahora sí….de vuelta y….

…desahogándome?….tal vez ya no, simplemente olvidando.

Cuando me retiré del blog -hace más de un año-, lo hice porque acababa de conseguir trabajo, no muy bueno, pero trabajo, después de dos años sin algo “formal”. Y aclaro que escribía principalmente para pasar el rato y no rendirme a la depresiòn por tal inestabilidad.

Conseguí trabajo y paré en una oficina en la que en ése entonces para mí resultó ser muy disfrutable; sobre todo porque, aunque estaba ligada a Gobierno del Estado; el despotismo, la hipocresía y la falta de sentido común que veía en jefes de otras oficinas -y gente que acudía a realizar trámites- no estaba tan presente en las actividades que debía realizar.

Punto aparte, quien fuera mi jefa directa resultó tener muchas afinidades conmigo, en lo laboral, gusto por el trabajo evitando en lo posible las postergaciones; escuchaba mis propuestas para mejorar y agilizar el trabajo -que desgraciadamente por cuestiones de pólitica no todas se ponían en práctica, jum, después de todo…hay que mantener “dormida” a la gente para evitar algunos “inconvenientes” para la desorganizada organización; en lo personal, gusto por algunas cosas como la música, en ese entonces, la ideología de vida, gusto por el sarcasmo y…. algunos etcéteras más pa´ya no escribir tanto y acabar rápido jeje. En fin, me hacía sentir útil y necesario, “importante”, al grado de que realmente me comprometí demasiado para cumplir con las necesidades del trabajo; salidas tarde, asistencia en días de descanso, actividades como diseño e impresión, servicio técnico a “nuestras” computadoras que, gracias a que sé hacerlo, nos ahorraba tiempo en esa méndiga y repugnante burocracia; incluso llegué a mezclarme un poco en ése mundillo hipócrita del proselitismo político, aunque eso sí, manteniéndome derecho para no avergonzarme de nada y conservar el respeto hacia mí mismo.

Todo eso se acabó hace poco más de un año; cuando sucedió lo que unos meses antes ya había previsto; mi jefa y yo teníamos demasiadas cosas en común pero, en una muy importante era en la que estábamos cambiando, el pensamiento acerca de la importancia del trabajo en la oficina.

Desgraciadamente en todas partes la gente busca sobresalir sin importar a quien se pisotea, y en el ambiente de la Polaka mucho más; y en ese afán de querer “quedar bien” suceden dos cosas; se olvida el respeto y la lealtad por quien ha estado a nuestro lado ó, como se dice comúnmente, “se saca el cobre”.

(Mmmmm…. como tengo que hacer algunos pendientes antes de dormir, y no tengo que quedar bien con nadie, terminaré de escribir esto otro día jeje, seguramente mañana…)

Anuncios

De nuevo al Blog….

Han pasado casi dos años desde la última vez que escribí en este lugar y parece que ya es hora de hacerlo de nuevo; la verdad, cuando inicié el blog lo hice para llevar un orden de las cosas que me atraían de la internet pero, mientras escribía fuí sacando muchas cosas personales y me dí cuenta de que me hacía bien el poder “hablar” de lo que traigo adentro.

Muchas cosas han cambiado desde ése último post que redacté, de lo único que estoy seguro es de que aún sigo siendo un inmaduro idealista a mis casi 32 años, y eso en algunas cuestiones -sobre todo laborales- ha sido un problema, pero en general me ha ido bien. Para retomar la vieja costumbre, voy a escribir sobre cosas que viví desde aquél 10 de septiembre del 2008 en que dejé de escribir con la finalidad de volver a sentirme bien conmigo mismo y dejar ir ciertas cosas que me molestan, así que estoy de vuelta en la red y espero que esta vez pueda mantenerme “online” por más tiempo.

Reconocimiento

Hará un par de meses que por fin estoy de vuelta en el mundo laboral, muy probablemente en algo que nunca creí llegar a hacer y que ciertamente no cumple con lo que yo hubiera deseado pero, al menos, me permite seguir con la idea y el proceso de poner un negocio propio. Sé que ahí nunca podré subir de puesto porque no tengo estudios relacionados a ese lugar y, tampoco me nace la ilusión de obtenerlos debido a que quisiera estudiar algo muuuy diferente a ello. Por la carencia de esto último, muchas cosas aún no las entiendo bien y por eso es difícil obtener algún reconocimiento importante en el trabajo; aún así, el sábado pasado, sin esperarlo, mi “Jefa” directa, sin enterarse me hizo uno de los reconocimientos que siempre he valorado de gran manera (junto a la honestidad y la lealtad), y eso es: la inteligencia.

Sin querer escuché que hablaba bien de mí en cuanto a esto, y no puedo negar que en verdad me hizo sentir bien. sobretodo debido a mi trauma de ser uno de ésos famosos “niños de en medio” a los que difícilmente se les reconoce algo por la atención que se les da al primogénito y al bebé de la familia.

¡Cómo no tardé en entrar 5 segundos más a la sala de juntas!, quizá también hubiera mencionado algo en cuanto a la lealtad y la honestidad, así mi ego se habría inflado aún más.

¿Cómo subir imágenes a DeviantArt?

Hace más de un año, mientras buscaba algunas imágenes me encontré con la comunidad DeviantArt, en ése entonces no le dí la atención que merecía (no sé porqué si a mi me gusta todo lo relacionado con la creación de imágenes), pero hace poco que buscaba algunos brushes para el PhotoShop CS3 terminé nuevamente ahí.

¡Vaya que es un gran sitio!, porque en él uno puede ver el trabajo de miles de personas que comparten ése mismo gusto por el diseño gráfico, desde trabajos profesionales hasta los de principiantes como es mi caso; ya subí algunas fotografías que he manipulado para representar algunos personajes de Robotech con personas reales, y para que vean mi galería dejo el siguiente link:

Mi Galería

Quizá la única limitante para todo aquél que quiera subir imágenes y formar parte de la comunidad, es que el idioma está únicamente en inglés; eso si, la navegación por el sitio es muy intuitiva y probablemente sólo tengan dificultad para subir alguna imagen al servidor, por eso dejo este procedimiento para ello:

1- Registrarse en Deviantart.

2- Después de confirmar el registro mediante el mensaje que llegó a nuestro correo, vamos a aparecer dentro de la comunidad sin necesidad de loguearnos; una vez ahí, si no nos encontramos en nuestro “Perfil”, damos click en nuestro nombre de usuario, y en la nueva ventana, pincharemos en “Profile” (Perfil), y después en “Submit Deviation”.

3- Ahora llegamos a un pequeño formulario en el que subiremos nuestra imagen, para esto, primero, en Deviation Title le damos el título que llevará, después damos click en “Choose…” para elegir el directorio en el que se incluirá la imagen.

4- En el apartado “Which file?”, hay dos botones, pinchamos el de “Add File…”, y por un procedimiento similar al de adjuntar archivos en un mail, subiremos nuestra imagen (la velocidad dependerá del tamaño del archivo y de la conexión a Internet).

5- Hay que llenar completamente el formulario para que el servidor no nos pida datos faltantes.

6- En “Artist´s comments”, podemos descibir la técnica que usamos para crear la imagen, un simple saludo o cualquier cosa que se nos ocurra, sólo hay que evitar dejar el cuadro en blanco.

7- En “Keywords”, podemos escribir algo relacionado a nuestra imagen (como un subtítulo).

8- En “Deviant Options” no es necesario mover nada.

9- En “Contains mature content” sólo se nos pregunta por el nivel de contenido para adultos que posee la imagen, marcamos la casilla que sea más adecuada.

10- “Creative Commons” es opcional, por lo que se puede quedar así.

11- Para terminar, click en “Submit”.

Espero que esto les haya sido de utilidad.

Atraco

El día de ayer volví a salir a buscar trabajo, ya había decidido que no lo haría y que sería mejor continuar con el autoempleo por razones que expliqué en la entrada anterior, pero en ocasiones esto deja mucho tiempo libre y causa una gran sensación de inestabilidad, así que volví a la búsqueda.

Me presenté a varios lugares para una entrevista y terminé rechazando algunas vacantes por los sueldos que ofrecían, incluso pensé en ir a una vacante de encargado de una “sala de masajes” (sinónimo de casita alegre, prostíbulo, burdel, congal, etc), pero simplemente no fuí porque sabía que me sentiría mal por recibir dinero de la venta de las nalguitas de las chicas que ahí trabajan.

Total, me la pasé buena parte del día vagando en la calle, y con el méndigo calor que hacía se me antojó una cerveza para refrescarme, ya había tomado dos litros de agua en 3 horas pero eso no refresca, quita la sed pero no refresca. No es difícil encontrar un bar en el centro, de hecho, hay más bares y cantinas que cualquier otro tipo de negocio, pero yo quería ir a uno en especial, el “Mariscos Monterrey”, ya que ahí me pasé unas buenas y rockeras borracheras con 2 de mis mejores amigos de prepa y universidad. Entonces me fuí caminando por la avenida Juárez en dirección al bar pero, cuando estaba por la Prepa 1 (a 3 o 4 calles del bar, no recuerdo bien), me dije “¿Pa´que vas a gastar en cerveza si estás buscando trabajo?, Mejor vete a casa báñate, toma agua, cómete una fruta o una gelatina, pero guarda el dinero y lárgate a tu casa.

Me hice caso.

En la Ave. Juárez pude haber tomado el camión pero con el calor, prácticamente se vuelve una olla de presión, así que doblé rumbo a la Ave. Cuauhtémoc para tomar el metro, cosa que ese día no debí hacer.

Quienes me conocen saben que nunca tengo la cabeza en un sólo lugar, podré estar trabajando o estudiando y parecer que estoy muy concentrado, pero la verdad es que siempre estoy pensando en cualquier otra cosa ajena a lo esté haciendo; y si sólo estoy caminando es mucho peor porque me gusta hacerlo para relajarme y dejar volar las ideas.

Bueno, resulta que a 2 calles después de la prepa y por andar pendejeando (no encuentro otra palabra), un tipo me abordó y me dijo: “¡Hey compa!, vengo con un camarada desde Laredo y necesitamos una ayuda pa´l camión y regresarnos, ¡Cáete con lo que traigas o aquí te quiebro con la pistola!”.
Ahí sí me tembló el piso, era la primera vez que me asaltaban, anteriormente ya me han robado cosas sin que me diera cuenta pero nunca me habían amenazado de muerte, y menos tan sorpresivamente en uno de esos momentos de pendejez absoluta; por ello le dí $150 pesos, lo máximo que cargo para un taxi por si sucede algún imprevisto (regularmente sólo gasto en camiones y botellas de agua por lo que esos $150 los traigo paseando por un buen rato).

Pasaba el tiempo y el imbécil ése me decía -mientras me mostraba un bulto bajo su playera que realmente parecía una pistola-: “¡Te estoy diciendo que me dés todo o aquí te quiebro!”, “Puro billete”, a lo que contesté aún shockeado, “ya no traigo wey, ando buscando trabajo, de dónde quieres que te dé”; a lo que él contestó “¡Dáme el celular y la cartera o aquí te trueno!”.

Durante ése intercambio de palabras tuve tiempo para reaccionar (sobretodo cuando pidió el celular, ya que lo acababa de reactivar para seguir trabajando por mi cuenta y obviamente no se lo iba a dar); mientras él seguía hablando y, ya con la cabeza fría pensé que, por lo sorpresivo del asunto nunca había visto a su “camarada”, así que supuse que estaba solo, entonces le dije “enséñame la cacha de la pistola”.

Tampoco debí hacer eso porque bien pudo traer una pistola, pero como se puso nervioso yo me confié y ya me le iba a ir encima, pero justo en ese momento sentí que alguien venía corriendo atrás de mi y ahí me volvió a temblar, yo había supuesto que él andaba solo pero no estaba seguro; no sabía si voltear a ver quien venía, o si debía seguir viendo a ése imbécil para evitar que me atacara; no sé porqué pero me volteé, y ví que quien corría era una señora para alcanzar su camión; me sentí aliviado porque confirmé que el tipo estaba solo, pero me paralizé cuando recordé que le había dado la espalda.
Pensé: “Ya ni modo, voltéate y haz lo que puedas para defenderte”, dos segundos después volteé hacia donde suponía que él estaba y ya no lo ví. Es seguro que él no había imaginado que yo iba a enfrentarlo , y yo tuve suerte de que pasara la señora y de que él hubiera tenido miedo de que empezara a haber más gente en la calle, si no quién sabe que habría pasado.

Ya aliviado pero enojado, me dispuse a irme a mi casa (no le dí lo que tenía de cambio, si no cómo me iba a ir casa); caminé como cuatro calles y volví a ver a ese imbécil de frente pero a media calle; como ya estaba en plena avenida llena de gente dije, aquí si me la pagas, y me dirigí a él esperando que no me viera porque él seguía nervioso viendo a todos lados; por desgracia me vió y se trepó a un camión que ya iba en movimiento y se me escapó.

Ya no tuve de otra más que irme a casa, porque no había ni una méndiga patrulla para denunciar el robo. Al menos no resulté herido, ni perdí mi celular ni las cosas que traía en la mochila; eso sí, quedé con un méndigo coraje que casi deseo toparme otra vez con ése tipo para darle una buena revolcada en la calle.

Por lo que veo ya son las 12:13 am, así que esto no paso ayer sino hace dos días, y ya me quiero dormir, Buenas noches.